Ayer pensaba que todo era imposible, hoy se que todo es posible

ayer quería morir, hoy quiero vivir siglos

ayer tenía todo, hoy me doy cuenta que nunca lo tuve

ayer tenía problemas, hoy tengo compromisos conmigo misma

ayer cuidaba a mi bebé, hoy el me cuida desde el cielo

ayer tenia heridas, hoy tengo cicatrices

ayer tenia sueños, hoy tengo metas que alcanzar

ayer tenia ángeles, hoy tengo a Dios

ayer nadie me creía, hoy eso no me importa

ayer creía que la sangre de mis padres corrían por mis venas, hoy se que la sangre no importa lo que importa es lo que llevas en el corazón

ayer le reclamaba a Dios, hoy le doy gracias

ayer perdí a mis ángeles y a mi hija, hoy están en mi corazón

ayer creía en el pasado, hoy creo en el futuro

ayer extrañaba a mi hija y a mis ángeles, hoy son parte de mi vida

ayer le tenía miedo a la vida, hoy vivo la vida sin miedo, enfrentando todos los obstáculos y demuestro que puedo superarlos

y de hoy en adelante has como el Sol que nace cada día sin acordarse del ayer. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.

Páginas