Artículo

¿CADA CUANTO LAVAS TUS TOALLAS DE BAÑO?

No cabe duda que resulta placentero salir de la ducha y secarse con una toalla suave.

 

Pero hay una razón más fuerte que la mera sensación placentera para poner a lavar más seguido las toallas de baño.

Los gérmenes.

Los científicos señalan que las toallas que usamos a diario para secarnos la cara y el cuerpo son caldo de cultivo de toda clase de bacterias y hongos y acumulan células de piel muerta y secreciones salivales así como ácaros y otros agentes patógenos.